INTERNATIONAL WILDLIFE CENTER AFRICA IWC Africa / ARQUIDEAS CONTEST

El concurso internacional IWC de Arquideas invito a trabajar en proyectos capaces de conservar y restaurar la fauna autóctona y su hábitat mediante la educación orientada a la acción, la sensibilización de las personas, la promoción de asociaciones estratégicas y una rehabilitación responsable de la fauna, a la vez de ofrecer alojamiento y servicios para recibir turistas de todo el mundo interesados en contribuir con la protección de esta reserva.

Las propuestas esperadas debían diferenciarse de un centro de visitantes tradicional que simplemente transmite la información, más bien se invito a pensar en proyectos capaces de aumentar y difundir la conciencia sobre la importancia de la protección de los animales a sus visitantes.

La idea era crear un espacio atractivo para un público de todas las edades, un espacio visitado por los turistas amantes de la vida silvestre, así como de los profesionales y voluntarios que deseen ayudar con la conservación de la fauna de este ecosistema.

Revisa los proyectos ganadores después del salto:

Primer Lugar

[Sequeiros Gómez, Ana Martínez Pardo, Concha García Rodríguez, Javier Torres Navarro - Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, España]

1

Los safaris tradicionales a menudo carecen del contacto real con la vida silvestre como los jeeps tienden a interferir con las rutinas del animal evitando que los turistas puedan observar sus comportamientos naturales. El proyecto propone un acercamiento alternativo en el Parque Nacional Kruger, CAMINAR! invita a los visitantes a descubrir el parque desde un punto de vista diferente gracias a un itinerario de 10 kilómetros a través de una pasarela elevada.

2

La pasarela se coloca siguiendo el curso del río en la mayor parte de su extensión, cruzando sobre el en determinados puntos o distanciandose en otros a fin de explorar los diferentes paisajes del parque. Esta proximidad al agua facilita la visión del juego sobre todo durante la estación seca (de mayo a septiembre), cuando la fauna local asiste a beber agua al amanecer y al atardecer.
El esquema se inicia en el campamento existente y termina en el punto donde las expediciones en jeep y los paseos en globo empiezan. Además del alojamiento actual en el parque, la nueva intervención ofrece alojamiento de bajo costo (albergue) y una residencia temporal para el personal y los visitantes profesionales (veterinarios, biólogos, ornitólogos, etc.).

3

El programa se encuentra en dos niveles distintos, siendo el superior para el safari a pie y el de abajo para las instalaciones. Varias plataformas elevadoras, operadas por un sistema de poleas, permiten el ascenso a ambos niveles.

4

 

Segundo Lugar

[Francisco Aviles, Juan Rucandio San José, Manuel González Ausín, Carlos Rubio Lorca - Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Navarra, España]

 

5

Se plantea como solución una pieza contundente que, colocada en un alto, recuerda a una atalaya, donde se encuentran las viviendas, así como un restaurante en lo alto, ofreciendo una visión salvaje del entorno. Esta analogia “militar” no es un carpicho, surge de las necesidades de protegerse, ya que los animales del parque suponen un peligro para los visitantes y junto con la deliberada elección de un alto como solar de actuación permiten dominar una gran extensión de terreno del parque Kruger, facilitando la vista y estudio de los cinco grandes de África y el resto de la fauna Sudafricana.

6
Para que el proyecto no pierda su radicalidad, y siguiendo con esta idea de “fortín” el resto del programa se entierra, disponiendo de una rampa para su acceso. La planta -1 se destina a la investigación, donde también se dispone una sala de exposiciones-museo además de un cuerpo de entrada o hall. La planta -2 contiene un pequeño aula de documentación, una tienda para los visitantes, despacho de dirección y salas de trabajo para los expertos.

7
El material escogido para el cerramiento es una piedra mampuesta del autoóctona para reforzar la idea natural de mezclarse y protegerse con el terreno y que además rima con el risco en el que se encuentra.

8

 

Tercer Lugar

[Paniagua, Gonzalo de Lucas Moratilla, Julio Salas Rodríguez - Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, España]

9

Un dispositivo flotante se introduce en el ciclo natural, activándose, pasando a formar parte del ecosistema y viajar por todo el Parque Kruger de acuerdo a los vientos predominantes actuales y la radiación solar.

10

Viajando se logra la idea de tener un destino fijo y un tiempo estimado de llegada. Invertimos el sistema. No tiene tiempo fijo, ni lugar de llegada. El viaje se convierte en la esencia. Viajando a la velocidad del viento en un objeto totalmente sostenible que no deja huella humana detrás. Un método ecológico de disfrutar de la naturaleza que no requiere una infraestructura que invade el territorio. No hay construcciones costosas y destructivas, pistas de acero o carreteras de hormigón.

11

Negamos y No aceptamos la presencia de carreteras ni vehículos que destruyen el medio ambiente natural de los animales y su hábitat. Como desarrollo arquitectónico, la propuesta, pretende ser simple, tratando de ser muy preciso en su formalización arquitectónica.

12

Hecho de un globo térmico que utiliza la radiación solar para obtener energía y elevarse, y el viento como la fuerza de navegación. Se mueve de acuerdo a los vientos y dirección predominante en el momento del viaje. La carga de los dispositivos se realiza durante la mañana y alrededor de 12-13h la energía es suficiente para comenzar el vuelo.

 

13

Su estructura es de madera ligera y su interior está cubierto con una piel de bambú. Tiene una capacidad de 3 personas (turistas o voluntarios de los investigadores). Dependiendo de las necesidades de los usuarios las cabinas se adaptarán. En resumen, el visitante no necesita un edificio, sólo requiere la forma correcta de abordar el hábitat.

14

0

Comentarios